Inicio

Solicita asesoría gratuita vía whatsapp

¿Qué es el Factor de Transferencia?

Básicamente es el proceso de transferir inmunidad local o bien, inmunidad sistémica, cuando se beneficia a todo un sistema como el respiratorio, el músculo-esquelético o bien al propio sistema inmunológico. Esto significa que siglos de evolución pueden simplemente transferirse entre individuos o bien, entre distintas especies.

¿Cómo funciona en el organismo humano?

Los compuestos del Factor de Transferencia al ingresar a la membrana plasmática celular por su bajo peso molecular y por simple difusión, despliegan tres unidades independientes que son: el factor inductor, el factor específico de antígeno y el factor supresor, en conjunto aceleran el reconocimiento de una amenaza, hacen más corta la duración de una enfermedad, coadyuvan en la terapéutica del cáncer, y previenen la aparición de lesiones o daños en el organismo humano.

Propiedades del FT

  1. Ayuda a las células a identificar a agentes invasores de una forma más rápida.
  2. Acelera la reacción del sistema inmunológico cuando el agente ha sido identificado.
  3. Ayuda al sistema inmunológico a recordar la forma específica de atacar a cada agente infeccioso.

Ventajas

  • El factor de transferencia tiene muchas ventajas sobre otros modificadores de la respuesta inmune o inmunomoduladores.
  • Al ser dializado no contiene ni microorganismos ni antígenos de histocompatibilidad.
  • La liofilización permite conservar las composiciones cualitativas y cuantitativas sin cambios en las propiedades enzimáticas, biológicas y químicas
  • Su uso prácticamente no tiene efectos secundarios (Stites y col, Fundenberg y Fundenberg,1989).

Se ha comprobado que el FT induce una respuesta inmunitaria en menos de 24 horas. El efecto supresor también evita las reacciones autoinmunitarias. Este factor supresor, es capaz de reconocer el final de la respuesta inmunitaria específica y regresar al sistema inmunitario a un nivel basal de respuesta, lo que evita trastornos autoinmunes.